Posteado por: clubdeatletismoagatas | 21 marzo 2010

¿Se puede evitar que el cuerpo “gripe”?

En el argot atlético gripar tiene un sentido muy claro, al igual que en el mundo del automovilismo, pues todos saben lo que significa y lo que ocurre inmediatamente después. Te quedas sin motor y tirado.

Entre los corredores puede ocurrir algo equivalente cuando entrenas mucho más de lo que tu cuerpo puede aguantar. Es lo que los especialistas diagnostican como síndrome de sobreentrenamiento y se define como fatiga crónica aguda.

Sobreviene por un exceso de carga de entrenamiento, tanto en cantidad como en intensidad, en un periodo largo de tiempo. Existe la perniciosa creencia de que sólo entrenándose al máximo se llega a mejorar. Al contrario, de esta forma sólo se consigue permanecer en estado de constante cansancio, que en la mayor parte de las veces lleva a dejar de correr por fatiga aguda crónica. No hay que ser un corredor de elite para gripar por sobreentrenamiento.

Curiosamente, dónde más corredores he visto pasados de vueltas ha sido entre los aficionados. Hay que ver lo que les gusta correr a muchos; tienen tantas ganas de mejorar y en tan poco tiempo que se machacan sin piedad. Sólo entienden que deben ir a tope para mejorar, y es que confunden entrenar bien con entrenar mucho. Buscar el máximo rendimiento al mínimo nivel de fatiga, esta sería la ley máxima a conseguir por cualquier corredor.

Es fácil de lograrlo si se sigue un plan de entrenamiento


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: